Despertar

28 Jul Despertar

Enseñar a leer a alguien es verlo despertar. M. tiene veinticinco años y está aprendiendo a leer. Lleva poco más de una semana “cazando vocales” en un libro viejo que la editorial Oxford donó hace casi diez años.

Hoy, tras recordar cantando los sonidos “b”,”c”,”p”, etc. hemos decidido ponernos a la obra. No vamos a mentir, no ha sido fácil. Al principio, cuesta. Hay que recordar toda una serie de combinaciones, cantar las letras, liberar los pulmones y dejarse llevar por la siguiente consonante. M. casi abandona a la segunda palabra. Sin embargo, una intuición, algo, la certeza de un significado, la obliga a continuar.



¿Lo mejor? Esa cara de descubrimiento; la boca entreabierta, el cuerpo inclinado sobre el libro y la mirada expectante. Ha terminado la frase “Un paseo por el parque” en casi cinco minutos. Luego estaba tan contenta que la ha releído otras tres veces.

¿Cómo te sientes después de haber leído? “Mejor”, dice afirmando con la cabeza.

Y así es.

admin
daukaia@gmail.com
No Comments

Post A Comment